viernes, 12 de abril de 2013

El pasado 4 de abril tuvo lugar en la Facultad de Filosofía y Letras un acto en defensa de la Filosofía. Fue una iniciativa de la Plataforma Malagueña en Defensa de la Filosofía y la Asociación Andaluza de Filosofía (AAFi). A esta reunión asistimos profesores de filosofía de Secundaria, profesores del Departamento de Filosofía de la Facultad, entre ellos Alfredo Burrieza y José Rubio Carracedo, que leyó una ponencia sobre los ataques que está sufriendo nuestra disciplina por parte del Gobierno, y estudiantes de filosofía de la Facultad.
Tras unas horas de intercambio de opiniones y de escuchar atentamente la información que desde la tribuna se nos proporcionó, llegué a varias conclusiones:
1) A los filósofos y a las filósofas, en cierto modo, "se nos va la fuerza por la boca". Nos reunimos para analizar la situación en la que esta nueva ley de educación nos deja y nos dedicamos a elucubrar sobre muchos y variados temas, interesantes siempre; pero no nos centramos en ir a lo concreto. Si nos hemos reunido para ver qué podemos hacer para evitar el desastre al que nos enfrentamos, planteemos posibles acciones.
2) La educación sigue estando sometida a los vaivenes de la política y sigue siendo un arma que un partido u otro con ilimitadas ambiciones de poder arroja para conseguirlo.
3) Sólo cuando se logre dejar al margen de estas batallas políticas a la educación, sólo cuando se proteja de estos vaivenes, lograremos que nuestro sistema educativo sea mejor y sirva para lo que realmente ha de servir, formar a ciudadanos y ciudadanas capaces, más allá de la ideología imperante en cada momento.
4) La filosofía como dedicación sigue resultando incómoda al poder. Los ataques contra ella se han ido sucediendo desde ese bipartidismo. Tanto la izquierda moderada (que no sé qué va quedándole de izquierda) como la derecha (sin moderación alguna sobre todo en los últimos tiempos) han atacado la formación filosófica en nuestras escuelas. Parece con ello que lo menos importante sea que los futuros ciudadanos y ciudadanas tenga la posibilidad de ejercer la crítica razonada y racional o que sean capaces de cuestionar aquello que se les ofrece.

Espero que realmente seamos capaces de proteger a un sistema educativo indefenso ante los ataques que desde cualquier ideología está siendo sometido para que realmente pueda llegar a ser lo siempre ha debido ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada